¿Qué es un controller?

La figura del controller es una figura en auge en las organizaciones. Sin embargo, todavía es una de las cosas que más me cuesta es explicar qué hago. Esto se debe a que el controller, todavía, no es una figura que esté en todas las empresas. Sí, es cierto que eso está cambiando. Sin embargo, todavía queda camino por recorrer.

Otra de las razones por las que cuesta explicar qué es un controller, es que no es una figura definida. Sabemos qué hace un contable en administración, o un director financiero. Sin embargo, el controller…. bueno, podríamos decir que es complicado.

La labor del controller es mucho más que reportar al departamento financiero o hacer auditorias internas. El departamento de control de gestión trata de evitar situaciones de crisis, orientar los presupuestos anuales, llegar a una toma de decisiones basada en datos (data driven company) y sacarle el máximo partido las tendencias sociales y económicas.

Podemos decir que el controller de gestión es el consultor interno de la empresa. Da apoyo numérico y de procesos a la toma de decisiones. Y entonces, ¿de quién depende? Directamente de la dirección de la empresa y del director financiero. Y, ¿los distintos departamentos dependen de control de gestión? No, los distintos departamentos no tienen dependencia jerárquica del controller. Dicho de otra forma, si quieres mover a un equipo/departamento tiene que ser vía argumentos.

Qué complicado, ¿no? Sí, y a la vez enriquecedor. Tienes que tener una serie de habilidades que hagan que las cosas salgan adelante. No sólo hay que analizar, se trata de encontrar un diagnóstico más allá de los números. Los que más saben de negocio están en él. Nosotros guiamos el análisis para diagnosticar. Pero esto no acaba ahí, tenemos que encargarnos de la estrategia y, como no, coordinar el plan de acción. Y no, no somos .

¿Qué habilidades tiene que tener un controller?

Desde luego, capacidad de análisis. Esto es un must. Además de esto, tienes que tener habilidades comunicativas. No sirve de nada conocer la gramática de una lengua si no sabes hablarla. Imagina cuando la lengua no está escrita en orden, tienes que encontrar el patrón que te marque el diagnóstico.

Vale, ya sabemos la gramática y sabemos hablar la lengua, y ahora, ¿qué? Queda mirar al futuro, trabajar en la estrategia, predecir qué podría pasar con las distintas opciones. Y, además de eso, plantear el plan de acción. Y aquí es dónde entra en juego la parte bonita, el trabajo con los equipos. Plantear la estrategia, gestión del cambio. ¿Por qué debería cambiar mi modo de trabajar si, siempre, lo hemos hecho así? ¿Cuántas veces nos hemos topado con esta pregunta? Es fundamental accionar el cambio, mover equipos, capacidad auto crítica, mejora continua. Es por esto que me encanta mi trabajo. Porque el mundo no se mueve delante de un Excel, porque somos algo más… por eso soy controller 😉

Imagen: Pixabay

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.